¿Qué furgonetas puedo conducir con el carnet b?

Normalmente, adquirimos el Carnet B con la intención de conducir un coche pero lo cierto es que podemos conducir otros muchos tipos de vehículos. Con este permiso podemos conducir legalmente todo tipo de turismos, motos, vehículos con remolque y algunas furgonetas, ¿Quieres saber cuáles son? ¡Te las contamos a continuación!

¿Puedo utilizar el carnet del coche para conducir una furgoneta?

¡Sí! Pero no todo tipo de furgonetas. Con el carnet tipo B podrás conducir vehículos con un peso máximo de 3.500 kg y un máximo de 9 plazas (berlinas, monovolumen, todoterreno, SUV,…). Además, en el caso concreto de las furgonetas, deberán estar homologadas como turismo o vehículo comercial.

Si tu vehículo cumple estos requisitos podrás conducir la furgoneta sin ningún tipo de problema, como ves, el carnet B sirve para la conducción de furgonetas bajo estas especificaciones. En caso de querer utilizar un remolque las distinciones serían distintas. Existen dos posibles casos en los que puedes utilizar tu carnet con remolque:

1. Podrías conducir un turismo de hasta 3.500 kg + un remolque que no supere 750 kg, un máximo de 4.250 kg en conjunto.

2. Para conducir un remolque que supere los 750 kg deberás tener en cuenta que el conjunto entre coche + remolque no supere los 3.500 kg.

carnet B

 

¿Para qué furgonetas no es válido un carné de conducir?

Para conducir furgonetas de un peso mayor de 3.500kg necesitaríamos el carnet tipo C. Este permiso autoriza a conducir camiones sin límite de peso y con un máximo de 9 plazas, si estás pensando en prepararte para este examen debes saber que necesitas tener el permiso de tipo B y ser mayor de 21 años.

¡Descubre aquí todas las furgonetas que tenemos a vuestra disposición!

¿Qué particularidades para la conducción tienen las furgonetas?

Carnet para conducir furgonetas

Mayor dimensión. Si vas a conducir por primera vez una furgoneta debes tener en cuenta que sus dimensiones son mayores tanto de ancho como de alto. Ten cuidado en los pasos bajos y en los aparcamientos ajustados.

Menor visibilidad. En algunas ocasiones no tienen retrovisor interior y esto reduce mucho el ángulo de visión trasero. Debemos tener cuidado con estos ángulos muertos que se crean en la parte trasera del vehículo.

Mayor peso. El peso del vehículo influye en la conducción del mismo. Debemos realizar los movimientos con una antelación mayor para evitar los movimientos bruscos al volante.

Por último, recuerda sujetar bien la carga en la parte trasera de tu furgoneta para evitar movimientos indeseados que puedan desestabilizar.